Trata de La reforma que la ONU necesita, según la Santa Sede … ???

 La reforma que la ONU necesita, según la Santa Sede … ???
Sobre la reforma institucional de la ONU (NUEVA  YORK, miércoles 16 de septiembre de 2009 (ZENIT.org):

…concretamente del Consejo de Seguridad, monseñor Migliore destacó que "no se trata de pensar únicamente en la ampliación a nuevos países, sino sobretodo de la cuestión del veto".  En opinión del observador permanente de la Santa Sede, el veto en el Consejo de Seguridad "no puede ser visto más en términos de privilegio o de poder, sino que debe ser considerado a la luz de la justicia y de la solidaridad para responder rápidamente a las emergencias internacionales".  

Por otra parte, la reciente conferencia sobre la crisis económica y financiera y su impacto sobre el desarrollo ha establecido un grupo de trabajo para ofrecer contribuciones destinadas a diseñar de nuevo las instituciones financieras mundiales, recordó el arzobispo.  Sobre la democratización de la ONU, también defendida este martes por Ali Treki, el representante de la Santa Sede destacó que "actualmente, las grandes cuestiones económicas y financieras se debaten y regulan en el seno de grupos restringidos, como el G8 y el G20, mientras que las Naciones Unidas representan el G192".  Monseñor Migliore abogó por "incluir en el debate y en las propuestas a todos los 192 países del mundo presentes en la ONU" y por que los grupos más poderosos "presten atención y consideración a la voz del G192".  

El representante de la Santa Sede también se refirió a la autoridad mundial capaz de afrontar adecuadamente los problemas de la comunidad internacional, que Benedicto XVI defiende en su encíclica "Caritas in veritate". Explicó que la encíclica reconoce las Naciones Unidas como autoridad pública capaz de garantizar un orden social a nivel mundial.  Monseñor Migliore añadió que el documento del Papa "ha puesto el acento en la necesidad de que este orden social reconozca y respete también un preciso orden ético y moral de las cosas y ésta es una vía imprescindible si queremos que la ONU mantenga relevancia y eficacia".

Abrazo a la izquierdaArco irisAbrazo a la derecha

La Santa Sede pide reformar el derecho a veto en el Consejo de Seguridad
Petición de monseñor Migliore en la 64 sesión de la Asamblea General de la ONU

NUEVA YORK, martes 17 de noviembre de 2009 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha destacado la necesidad de reformar el derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU con el fin de limitar su ejercicio.

El observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, afirmó este viernes 13 de noviembre que la abolición del veto parece ser la posición menos factible, “por lo tanto, su reforma es más adecuada y realista”. Monseñor Migliore formuló una declaración sobre esta cuestión en la 64ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, antes de la plenaria sobre la cuestión de la representación equitativa en el Consejo de Seguridad y del aumento del número de sus miembros y cuestiones conexas. “Entre los temas de la reforma del Consejo de Seguridad, mi delegación desea concentrarse sobre todo en la cuestión del derecho de veto”, afirmó el representante de la Santa Sede.

Monseñor Migliore denunció que el uso del derecho a veto, “ha ralentizado e incluso obstruido la solución de problemas cruciales para la paz y la seguridad internacionales” en muchas ocasiones. “Demasiado a menudo es la falta de intervención la que hace el verdadero daño -lamentó-. La experiencia enseña que hay buenas razones para avanzar posiciones en favor de la reforma del derecho de veto con el fin de limitar su ejercicio”.  Según el arzobispo, “la reforma del veto resulta especialmente necesaria en un momento en que experimentamos la paradoja obvia de un consenso multilateral que sigue estando en peligro porque aún está subordinado a las decisiones de unos pocos, mientras que los problemas del mundo exigen intervenciones en forma de accione colectiva de la comunidad internacional”.

En este contexto, la Santa Sede apoya la opinión expresada por otras delegaciones de “que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad deben comprometerse:

  1. a no emitir un veto en situaciones en las que estén implicados el genocidio, los crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra, graves violaciones del derecho internacional humanitario o actos similares”.
  2. “Como mínimo, en un esfuerzo por llegar a una solución oportuna y más representativa para este tipo de situaciones graves, el número de votos de respaldo a las decisiones del Consejo de Seguridad no debería requerir el voto afirmativo de más de dos miembros permanentes”, indicó el nuncio Migliore.  “De lo contrario”, continuó, “un miembro permanente podría emitir un voto negativo, indicando que el voto en contra de una propuesta determinada no debe entenderse como un veto y que su oposición no es de naturaleza tal como para justificar el bloqueo de una decisión . 
  3. Por otra parte, monseñor Migliore destacó que “resulta crucial un mayor diálogo abierto y cooperación entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad y los demás, para evitar obstrucciones que pueden surgir para adoptar una resolución”.

El representante de la Santa Sede expresó su confianza en que la decisión para reformar el derecho de veto favorezca “la transparencia, la igualdad y la justicia”. El pasado 15 de septiembre, monseñor Migliore ya afirmó, ante los micrófonos de Radio Vaticano, que el veto "ya no puede ser visto en términos de privilegio o de poder, sino que debe ser considerado a la luz de la justicia y de la solidaridad para responder rápidamente a las emergencias internacionales".  En aquel momento, el observador permanente se refirió a la reforma que la ONU necesita para evitar perder relevancia, una reforma que, en su opinión, afecta a la manera como se toman las decisiones. Y señaló: "La cuestión está en la voluntad política de cada uno de los miembros que componen la Organización, y especialmente de los que ejercitan una mayor influencia política, económica, militar o demográfica, de saber usar, es decir, de tener la audacia de promover los propios intereses nacionales en el contexto y en función de la promoción del bien común mundial".  Monseñor Migliore defendió en ese momento la democratización de la ONU destacando que “actualmente, las grandes cuestiones económicas y financieras se debaten y regulan en el seno de grupos restringidos, como el G8 y el G20, mientras que las Naciones Unidas representan el G192".

Esta entrada fue publicada en OBSTACULOS Y RETOS DE LOS DH. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s