Podemos “fabricar” o “crear” la VIDA? ( Mensaje a la Hija del Si a Jesus: Vol. 4, No. 275)

No. 275 – No busquen crear la vida (Mensaje de El Padre a la Hija del Si a Jesus)

Yo los llevo conmigo; hijos míos, yo estoy en ustedes, ustedes en mí. Todo lo que ha sido creado por mí viene de mí. Yo he hecho crecer la vida en la tierra. Yo sólo, soy el Creador de todas las criaturas. Yo he creado al hombre y a la mujer para que ellos procreen para el mundo otras de mis criaturas. He creado este mundo a partir de sus vidas. Cada hijo que participa a la creación da una parte de su ser; el hombre da su germen de la vida y la mujer da una parte de ella para alimentar al hijo que lleva en sus entrañas. Soy yo quien, por mi propio poder, doy para que ellos a su vez puedan dar; el poder viene de mí, es parte de mi Ser. Como soy yo el Creador, todo lo que existe es mío; soy yo la Vida. Comprendan, yo soy el autor de toda la creación.

Hijos míos, he realizado tantas maravillas para que ustedes vivan en la alegría; desgraciadamente, he visto todo lo que han hecho ustedes. Por voluntad de ustedes, han destruido el equilibrio de mis maravillas. ¡Qué grande es el desorden que han hecho! Por mi Divinidad, he visto todo lo que van a vivir a causa de sus gestos irrespetuosos contra mi creación. Hijos míos, les he hecho nacer en este mundo y han recibido la inteligencia, pero no han sabido reconocer la belleza de mis criaturas inferiores a ustedes. Ustedes que son seres de mi Ser, han hecho en este mundo grandes errores. Mis animales han sido hechos por mí, su Creador, y ustedes han querido hacer razas superiores cruzándolos: ustedes no han respetado mi creación.

¿Por qué quieren ser ustedes creadores de mi creación? Todo en ustedes demuestra que su inteligencia es un arma que está a favor o en contra de ustedes mismos. Yo soy el Maestro del Cielo y de la tierra, ustedes sean más pequeños que el Maestro, pues quien buscará a sobrepasarlo se encontrará fuera de su campo. Les pido que se reconozcan tales como son: los hijos de Dios. ¿Por qué hacer a ustedes mismos lo que hacen a mis criaturas inferiores? Cuando ustedes hacen enmiendas para crear nuevas especies de animales, cambian el curso de mi creación. Es para ustedes que yo creé estas especies para que les sirvan. ¿Saben lo que hacen a sus hijos que vendrán al mundo cuando cambian el equilibrio de la tierra?

¡Ah hijos míos, ustedes no se han dado cuenta que se han puesto en peligro y, en consecuencia, han puesto la vida de sus hijos en peligro. La tierra es el lugar en que deben de vivir; si ustedes continúan así, ustedes mismos se perjudican, porque sus hijos vienen de la carne de ustedes; ellos son sus creaciones de amor que ustedes han hecho por mi amor. Yo que los amo, no he buscado a cambiarlos, yo los amo tal como ustedes son. Hijos míos, respétense, ámense, y van a realizar un acto de amor que tendrá consecuencias para todos los que vendrán después de ustedes: esto será su herencia. Sí, es su comportamiento de hoy que forma el futuro, el resultado de sus actos tendrá como consecuencia el bien o el mal; mediten lo que quieren darle a sus hijos y a ustedes mismos.

Yo los conozco a todos, porque estoy en ustedes; yo sé todo porque soy el Todopoderoso. Si ustedes hacen el bien, estarán en mi Ser. Mis amores, cuando ustedes aceptan de realizar actos de amor hacia ustedes mismos, es cuando dejan al Amor hacer todo por ustedes y él les da las gracias de amor que son benéficas para los que quieren ser felices. Pero los que no se aman sino a través de lo que han hecho creen que son los únicos autores de sus obras, cuando todo lo que hacen no puede darles sino de la auto-suficiencia; ellos no se dan cuenta que hacen todo a partir de mi saber. Sólo mi saber ha podido hacer nacer en ellos los conocimientos, y ellos que se atribuyen el mérito de lo que hacen, son violadores de mi saber. Lo que es penible para ellos, es que se creen los únicos dueños de su inteligencia, esa es su oscuridad en la que han aceptado deambular.

Ustedes que no son sino la sombra de sí mismos, creen que conocen todo; el día viene en el cual descubrirán cuán importante es entregar todo a Dios para descubrir su verdadero lugar en el mundo. Tratando de inventar lo que los vuelve más prestigiosos, más célebres, más inteligentes, los vuelve hacia atrás, porque nadie avanza hacia Dios si se toma por él; tendría mucho miedo de hacerse poner en su lugar. Yo soy el Creador de todo lo que ha existido, existe y existirá. Si permito que mis hijos puedan crear, es porque deben de servirse de mis creaciones por amor, no por orgullo. Los seres humanos no deben crear cualquier cosa únicamente para ellos solos; lo que es único, son ellos y lo que viene de ellos, es para todos mis hijos. Yo no doy para uno solo, sino que para todos ustedes; yo he dado a mi Hijo para todos los hijos. Ustedes, pequeños maestros de su persona, no se vuelvan más importantes que los otros, no lo lograrán porque lo que saldrá de ustedes no será bueno más que para el fuego que quema todas las obras de los orgullosos.

Ustedes que creen ser las personas más brillantes de este mundo por sus inventos, no tienen derecho a otorgarse ese derecho, porque el que es más grande que ustedes hará descubrir que todo lo que han hecho no ha servido más que para engañar (estafar) a este mundo. Ustedes han inventado lo que ha perjudicado a mis hijos y ahora, sus invenciones han afectado la salud física y mental de ellos. Toda la tierra ha sido infectada. Ustedes, hijos míos, que aceptan estas invenciones, saben que son contra su vida y no hacen nada para que esto se detenga. Ustedes están tan hechizados que no solamente no quieren ver que estas invenciones los están matando, sino que rechazan aún de comprender el valor de su vida interior. Son tan numerosos ustedes los que idolatran todo esto. Se han convertido en seres falsos, mentirosos, hipócritas, avaros, egoístas, crueles, violentos y orgullosos frente a los otros. Ustedes los inventores de estos errores, afirman que quieren crear por el bien de los otros cuando no piensan más que en ustedes mismos. ¡Ustedes los pueden engañar, pero no a mí!

Ustedes pretenden estar en la búsqueda de un mundo perfecto. Pero no lo lograrán sino que a crear lo que esperan, porque este mundo que quieren no existe sino en mí, porque todo lo que es perfecto está en mí. La inteligencia de ustedes no puede crear lo que es perfecto, porque ustedes no son perfectos; entonces, ¿cómo pueden pensar un solo instante a crear seres perfectos? ¿Quieren conocer la paz en la tierra? Sepan que sólo aquellos que serán buenos conocerán la paz en su interior en un mundo de amor. Sean buenos con ustedes mismos, reconózcanse pequeños ante Dios, porque soy yo el Creador, soy yo el Ser perfecto, puro. Soy yo el Sublime, sólo yo, yo soy todo en su tierra. Ninguno de ustedes conoce este Dios de amor que es la bondad, soy yo el Creador de todo lo que es bueno.

Se hacen experiencias en materias vivas para llegar a comprender mi creación. Estas experiencias los conducen a reproducir animales idénticos; he aquí, ahora, que se utilizan mis hijos para tomar una parte de ellos para crear otros hijos sin ocuparse de lo que mañana será para ustedes mismos. El mundo de ustedes está bajo el poder diabólico, no quiere escuchar al Amor que les pide de dejar estas supercherías. Sí, algunos hijos quieren controlar la vida, pero hijos míos, cuando no hay alma, la vida no existe; luego, los que pretenden ser capaces de crear no hacen sino que reproducir lo que es de toda evidencia el reflejo de lo que son ellos en su interior: seres vacíos de vida. La vida está en Dios, ustedes no viven si Dios no está en ustedes. Si no hay vida, no hay sino una apariencia de vida para conocer un día a la vez, y esto es conocer los días sin esperanza de felicidad. La vida está en todos aquellos que están en Dios.

Vean los pájaros, están vivos; ellos no tienen necesidad de pensar en el mañana, yo los alimento con mi creación. Los peces no tienen más que a dejarse vivir, es en el agua que ellos son felices. Los animales son seres inferiores al hombre, no piensan en lo que harán mañana; no tienen más que seguir su instinto, cazan para sobrevivir. La naturaleza, ella, no piensa a tomar el agua ni a alimentarse, ella se deja tomar por el movimiento del tiempo. El hombre tiene la vida de Dios en él; él sabe que mañana será un día de más en su vida, lo que lo hará avanzar hacia la felicidad eterna, es por eso que debe ser bueno para con su prójimo para ser feliz; él sabe que tiene la vida y que su vida en él grita al amor; él sabe que sin amor no puede sentirse bien en sí mismo; es por eso que él tiene necesidad de sentirse amado para conocer la felicidad; él sabe que es la vida en su interior que lo hace comprender todo esto porque él es un ser vivo, y espera tener la vida eterna.

El que no cree más que en él mismo se cree dueño de su vida; él está seguro que tiene la vida, pero este hijo no se da cuenta que después de su marcha en la tierra, deberá presentarse ante el que le dio la vida. Es Dios el Dueño de toda vida. La vida que este hijo ha recibido en sí mismo continuará si solamente da a Dios lo que es de Dios: su vida. Si no consiente a dar a Dios lo que le es debido, Dios le retirará la vida para no dejarle sino lo que él quiere ser: la muerte; así él conocerá una muerte eterna, como él la quiso vivir en la tierra. Sí, los que quieren crear seres, es porque ignoran que ellos están vivos por Dios, porque ellos se reconocen vivos, no tendrían necesidad de crear lo que ya está creado. Es como alguien que corre detrás de su espectáculo de vida cuando ignora que ya está en este espectáculo. El que corre detrás de algo que le probaría que está vivo no puede vivir en la paz ni en el amor, entonces su vida pasa sin que pueda vivirla en Dios. ¡Qué estupidez de este ser que no sabe que ha hecho todo en su vida para no comprender que la vida no le pertenece, sino a Dios el Creador!

Ustedes, mis hijos de la Vida, deben rezar por ellos para que puedan reconocerse vivos, así sabrán que sólo Dios es el Dueño de la vida y de la muerte. Dios ha creado su mundo, este mundo viene de mí. Ustedes, los hijos apasionados de sus obras, han dado vueltas y vueltas desde que han querido vivir por su propia voluntad. Hagan prueba de amor hacia ustedes mismos y van a descubrir que ustedes son criaturas de Dios Amor. Todo ser está en Jesús para la creación de mi mundo de amor. Ustedes son amor, ustedes son míos, su Dios, su Papá de amor. Sí, hijos míos, yo soy su único Padre, ustedes proceden de mí, de su Padre amante. Amen a su Papá de amor y sean fieles a mi creación. Amén.

 

Esta entrada fue publicada en VIDA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s